¿COMO SE FORMA UN CALCULO BILIAR?

Publicado: 10/01/2010 en Ciencia, Salud

La vesícula biliar es un órgano localizado por debajo del hígado, parcialmente oculta por éste, formando parte del aparato digestivo de todos los seres humanos y animales cuadrúpedos. Su nombre en latín es vesica fellea.

La vesícula biliar es una víscera hueca pequeña, con forma de ovoide o pera, que tiene un tamaño aproximado de entre 5 a 7 cm de diámetro mayor. Se conecta con el intestino delgado (duodeno) por la vía biliar (el conducto cístico y luego por el colédoco). Su función es la acumulación de bilis, que libera al duodeno a través de los conductos arriba reseñados, entrando en el mismo a través de la papila y ampolla de Vater.

Los cálculos biliares son estructuras cristalinas que se forman en la vesícula biliar, un pequeño órgano con forma de pera ubicado debajo del hígado. Esta glándula vierte a la vesícula la bilis, un líquido pardo-verduzco esencial para la digestión de las grasas que se compone de agua, sales, lecitina, colesterol y otras sustancias. Por causas aún poco conocidas, un desequilibrio en la composición biliar provoca la aparición de cálculos, granos microscópicos que crecen hasta formar una especie de arenilla y, en el peor de los casos, se convierten en piedras que ocupan toda la vesícula. Están hechos de colesterol o, más raramente, de sales cálcicas de pigmentos biliares. Los cálculos obstruyen los conductos biliares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s